El film de Abdellatif Kechiche ha sido señalado por exponer el cuerpo de la mujer sin objetivos narrativos claros.


Una de las películas recientemente estrenadas en el Festival de Cannes está dando que hablar por las escenas sexuales. Se la critica por mostrar el cuerpo de la mujer sin un objetivo narrativo y ser “conservador” con el cuerpo masculino. Los rechazos apuntan principalmente a una escena de sexo oral de más de 10 minutos.

Se trata del film Mektoub, My Love: Intermezzo, de Abdellatif Kechiche. El mismo cineasta ya había generado revuelo con su primera cinta. La escena más criticada este esta película es una toma de 12 minutos en los que uno de los actores le hace a una de sus compañeras de elenco dentro de un baño. Para los expertos, esa escena carece de un planteamiento narrativo.

Se trata de la segunda parte de su película de 2017, Mektoub, My Love: Canto Uno.

El director francés-tunesino Abdellatif Kechiche (AFP)

Para mí lo más importante era celebrar la vida, el amor, el deseo, la música, el cuerpo y contar una experiencia cinematográfica lo más viva posible e intentar renovarme, buscar otras forma de narración tratando de romper las reglas narrativas del cine”, manifestó Kechiche en conferencia de prensa. Lo que llamó la atención fue la ausencia de los dos actores principales de la película, Ophélie Bau y Roméo De Lacour.

En su otro film, La vida de Adèle, Kechiche plantea una escena de sexo lésbico de 10 minutos. En esa ocasión, los actores calificaron las exigencias del director durante el rodaje como un “infierno”.

Los críticos también señalaron que había una inequidad a la hora de exponer los cuerpos femeninos y masculinos en el fim. Mientras que los de mujeres son retratados con primeros planes de pechos y colas, y por el contrario, existe “un reflejo mucho más conservador de la sexualidad masculina”.

Ante estos cuestionamientos, Kechiche respondió que quiso filmar “el amor, la ternura, la sublimación del deseo, para captar su energía metafísica”.






Comentarios