El locutor altragraciense recordó afectuosamente al recientemente fallecido ex maestro de ceremonias del Encuentro de Colectividades.


La madrugada del domingo 3 de febrero, falleció el locutor Carlos Franco, quien fue la voz del Festival de Doma y Folklore de Jesús María por tres décadas y también la voz de referencia del Encuentro de Colectividades de Alta Gracia; incluso acuñando la frase emblema “Todo el mundo en Alta Gracia”.

En estos últimos años, el altagraciense Cristian Moreschi se viene haciendo cargo del rol de maestro de ceremonias tras secundar durante mucho tiempo a Franco como locutor comercial. En esta nota, recuerda a quien considera un “maestro”.

“Se fue el dueño de ‘Todo el mundo en Alta Gracia’, una frase que creó él y que instituyó, formalizó y transformó en la convocatoria de este Encuentro”, refiere Moreschi y en un suspiro aventura que parece como si hubiese esperado que Colectividades arrancara para despedirse.

Recuerda Cristian que cuando empezó con la locución comercial de la fiesta de la ciudad, Franco le decía “metete” y Moreschi le respondía “pero el maestro de ceremonias sos vos”. A lo que Franco insistía “entrá, conducí, decí algo”. “Era generoso, te enseñaba y te divertías mucho con él”, recuerda, con un dejo que conjuga nostalgia con ternura.

También apunta Moreschi que hay anuncios o tandas que llevan su marca, su impronta y que son inimaginables sin su voz: “La rifa del Festival de Jesús María era la voz de Carlos Franco”. Y destaca también su versatilidad: “Hizo anuncios comerciales en relatos de básquet, móviles, era un tipo que se adaptaba; Carlos Franco era un animal de radio”.

Finalmente, destaca más allá de la cuestión técnica, que Carlos Franco “salía al escenario, se paraba y se entregaba al público, que se emocionaba viéndolo. Después hablaba. Sabía hasta cómo manejar cada gesto”.

Moreschi considera que “la mejor forma de homenajearlo es llevar en el corazón sus buenas acciones, sus buenos gestos, toda su entrega por esta fiesta de las Colectividades”.






Comentarios