Se reunieron con autoridades municipales y en 15 días retomarán los temas en una mesa de diálogo.


En una reunión desarrollada el jueves 24 de enero, de la que participaron el secretario de Industria y Desarrollo Turístico – Cultural, Jorge De Nápoli, el secretario General Diego Barrientos y el concejal Roberto Urreta; miembros del Centro de Comercio de Alta Gracia manifestaron su preocupación por los vendedores ambulantes del centro y las ferias que proliferan semanalmente.

Venta ambulante: viva, pese a la prohibición

“La inquietud que hay es la cantidad de vendedores ambulantes que se ven todos los días, hay muchos niños en esa actividad y se vende en la calle todo tipo de productos”, explicó a Vía Alta Gracia, la presidenta de la entidad, Mariela Auer.

Partiendo de la base de que la venta ambulante está prohibida por ordenanza en la ciudad, Auer expresó que la voluntad de los comerciantes es aportar miradas “para ver qué se puede hacer, cómo se puede acompañar, a dónde se puede denunciar para mejorar en este tema”.

Asimismo, señaló que la preocupación pasa porque en algunos casos, los vendedores ambulantes “son personas que lo hacen de una manera prepotente y dan mal aspecto en el centro, entran a tus negocios y a veces incomoda al cliente”.

A partir de estas reuniones, confía Auer en que se pueda “generar una mesa de diálogo para saber qué hace el municipio, qué resultados están dando esas acciones y de qué manera pueden aportar los comerciantes”.

De Nápoli, también consultado por Vía Alta Gracia, en torno de este tema, si bien ratificó la vigencia de la ordenanza que prohíbe la venta ambulante, reconoció que “hay algunos vendedores que tienen autorizaciones, habilitaciones y permisos que vienen de otras épocas, particularmente con crisis económicas como la de ahora”.

El fenómeno de las ferias

Feria Agroecológica de Alta Gracia

Sobre el tema de las ferias, que en Alta Gracia proliferan con diversas modalidades (agroecológicas, americanas, de trueque, de productores y emprendedores), De Nápoli aseguró que “los permisos que se están dando, están dentro de la normativa vigente”, que fue aprobada en 2016

En aquel momento, recuerda De Nápoli, la actividad remontó vuelo por la profunda crisis económica en la que se hallaba el país, lo que llevó a aprobar una ordenanza acorde.

“Algunos comercios plantean mayor control de la mercadería ingresada a las ferias, pero cada vez que se ha denunciado, se ha trabajado el tema”, aclaró. Empero, se mostró abierto a evaluar la posibilidad de modificar algunos puntos de la ordenanza, en caso de ser necesario.






Comentarios