Con 30 años y un presente artístico en ascenso junto a "Camilo y Nardo", Bomba Allende conversó con Vía Alta Gracia.


Alejado de las animaciones de egresados en Bariloche y también de las parodias que supo publicar hace un tiempo en las redes sociales y que se viralizaron hasta puntos inimaginables; Bomba Allende sueña con poder consolidar un espectáculo propio con canciones de su propia autoría.

– ¿Cómo te sentís en este formato de teatro?

– Es totalmente diferente. Los egresados son más intensos, en el teatro la gente está sentada, atenta. Me gusta más el teatro. A medida que van pasando los años me siento más cómodo con esta intensidad… Me voy volviendo más viejo (risas).

El Show de Camilo y Nardo se presenta de jueves a domingos a las 22 horas en la Sala 1 del Teatro del Sol de Carlos Paz. Ésta es la segunda temporada que Bomba comparte con el dúo de humoristas.

– ¿Cómo es tu preparación para el espectáculo?

– Estoy todos los días pensando y maquinando qué puedo mejorar en el show. Qué se puede agregar, qué se puede sacar. Qué funciona y qué no. Es parte de la maduración y de ver las cosas de otra manera.

– ¿Te cuesta lo escénico?

Me cuesta soltar la guitarra. Y moverme. Moverme es salir de mi zona de confort. Es lo que estoy aprendiendo ahora.

– ¿Es como tu bastón la guitarra?

– Es parte de mi cuerpo. Si no la tengo, no sé dónde meter las manos. Estoy aprendiendo a tener un micrófono en la mano, pero de a poco.

– ¿Bariloche es una etapa terminada?

Quebró la empresa para la que trabajaba y nos dejó a muchas personas sin trabajo y con una deuda de mucha plata; no me da ganas de volver. A esta empresa le di mucho y trabajé un montón y me defraudaron.

Bomba reconoce también que al llegar a los 30, nota que la distancia generacional con los egresados repercute en la manera en que se comunica con ellos. Sin decirlo categóricamente, va bajando la persiana de esa etapa de su vida que lo tuvo durante años, viviendo meses enteros en Bariloche.

La música del Bomba

El Bomba Allende

– En las redes, invitás a la gente a que te sugieran canciones para interpretar y a todas les decís que sí, lo que podría ser muy riesgoso. ¿Te la pasás todo el día escuchando música para saberte todas las canciones?

Adonde voy, estoy atento a qué se escucha. Tengo la facilidad de sacar los temas con sólo escucharlos, por eso me atrevo a esos desafíos. También es un ejercicio para entrenar el oído.

– Y cuándo tenés que elegir música por placer. ¿Qué escuchás?

– Escucho todo. Pongo Spotify y como no tengo para pagar el Premium, pongo el aleatorio y escucho todo. Me voy actualizando.

– ¿Y en cuestión de gustos?

– Me gusta más el rock nacional, el rock viejo. Queen, Beatles, Fito Páez. Nada que ver con lo que hago en el espectáculo.

– ¿Te dejás un tiempo para componer tus propias canciones?

– Ahora mucho más que antes. Busco melodías, letras; busco de qué hablar. Llegaron los 30 y me hizo un click. Hacer lo propio, no copiar a nadie. Si no te estancás. Estoy en plena búsqueda. Tengo amigos músicos que me ayudan.

Redes sociales

Cuarteto cordobés. Risas aseguradas con Camilo y Nardo, más las canciones de la sensual Magui Olave y del Bomba Allende.

Bomba reconoce que las parodias de canciones conocidas que supo subir a las redes y que se viralizaron, “funcionaron todas”; pero que las dejó de hacer “por miedo al acoso”. Si bien recibía buenos comentarios, los malos lo inestabilizaban.

– ¿Te sorprendió la repercusión que llegaron a tener las parodias?

– La verdad que sí. Me agarró muy de sorpresa y si no estás bien de la cabeza y no sos consciente de lo que te pasa, ¡chau! Pensás que sos otra cosa. Yo la pasé bastante mal también porque no podía entender lo que pasaba con las canciones. No sabía cómo manejarlo.

El Show de Camilo y Nardo de este año tiene varias nominaciones para los premios “Vos”, entre ellas la de “Mejor show de variedades”. Bomba manifiesta su satisfacción ante esta posibilidad, más dispara que están “a la sombra de los otros” en materia de promoción y difusión.

En ese contexto, destaca que la carta mejor jugada que tienen es la importancia que le dan a las redes sociales, al punto de contar con un community manager dentro del staff.

Asimismo, destaca que para que cada noche la sala esté colmada, el boca en boca es clave.

“Con lo que tenemos, estamos contentos y en pleno crecimiento”, reflexiona y subraya la importancia del grupo humano: “Estamos funcionando juntos, nos complementamos y así podemos brindar un buen show”.






Comentarios