Se quemaron unas 5 hectáreas. Trabajaron vecinos y policías en la extinción del foco ígneo.


Este sábado se quemaron unas cinco hectáreas de pastizales a la vera de la ruta 36, a la altura de la localidad de Bouwer.

El siniestro ocurrió en el Km 799. En el lugar vecinos y policías trabajaron con baldes para poder extinguir el foco ígneo.

A pesar de que un sector seguía encendido, informaron que no corren peligro las viviendas de la zona.




Comentarios