En el local partidario de la calle Arzobispo Castellano, el justicialismo local se reunió a esperar los resultados de las elecciones provinciales. Faltaron Facundo Torres y Walter Saieg, y hubo encontronazos entre militantes de las líneas internas.


Desde las 18, familias empezaron a arribar al local, mientras una batucada sobre el palco y otra en el salón hacían retumbar sus tambores, intercalando cánticos. Mientras tanto, en una pantalla led se seguían las tendencias que iban disparando los noticieros capitalinos.

Festejos en el palco del local del Partido Justicialista

Con la calle cortada ante el permanente arribo de militantes al local, se vivió un primer momento de tensión cuando al referente local, asesor del gobernador Juan Schiaretti y ex ministro de Obras y Servicios Públicos de la Provincia, Hugo Testa, no se le habría permitido subir al palco.

El ex funcionario se retiró del local en medio de un tumulto y acto seguido emprendió viaje hacia la capital de la Provincia para sumarse a los festejos centrales. Consultado por Vía Alta Gracia, minimizó el hecho.

Festejos en el local del Partido Justicialista

Más, al rato, otra situación similar se dio en la escalera para el palco y debió intervenir el secretario de Gobierno, Marcos Torres, quien, consultado por este medio también, consideró que se trataba de “obra de algunos inadaptados” y que “el triunfo y la alegría tienen que ser de todos”.

Torres consideró que la dirigencia local debe superar estas diferencias y en vistas de los comicios municipales próximos, “trabajar desde el consenso, la madurez, la responsabilidad y las herramientas políticas que también existen como las internas”.

Fuentes consultadas por Vía Alta Gracia deslizaron que el conflicto se habría generado a partir del enojo de algunos militantes de la línea de Saieg frente al supuesto interés de Marcos Torres de participar de los festejos junto a los legisladores electos Facundo Torres y Walter Saieg sobre el palco del local; en lo que interpretaban se utilizaría como lanzamiento de su campaña para intendente.

Marcos Torres trasladó los festejos al patio del local

Ante la demora en la llegada de Walter Saieg y Facundo Torres al edificio partidario, en un momento determinado, Marcos Torres condujo a su parcialidad al patio para festejar al aire libre, sin planta baja ni palco de la discordia.

Así, con sendas batucadas sonando sin descanso, se escucharon la Marcha Peronista y algunas otras canciones militantes, entre las que se coló alguna vinculada a “Marcos intendente”.

Acto seguido, Marcos Torres se fue del local, escoltado por sus seguidores y la fiesta en el local tibiamente se volvió a armar, ahora principalmente con militantes de la línea de Saieg. “Walter, Walter”, se cantó entonces.




Comentarios