El miércoles 8 de mayo, una familia de calle Los Manantiales sufrió un robo en su domicilio. Tras una persecución posterior, la Policía logró recuperar algunos elementos robados y un automóvil que tenía pedido de secuestro.


Según la crónica policial, pasadas las 17.30, la dueña de casa, una mujer de 38 años, dejó el domicilio, quedando en la casa su hija de 13. Durante su ausencia, los ladrones habrían ingresado ignorando la presencia de la joven, quien escuchó los ruidos en una pieza colindante y advirtió la huida de los delincuentes.

Al regresar a su domicilio, la mujer encontró a su hija, quien le narró lo ocurrido y descubrieron el faltante de una cartera con documentación varia, una XBOX, tres mil pesos y un teléfono celular.

En pleno patrullaje, otro móvil policial que recorría barrio Parque Virrey notó la presencia de un vehículo de características similares a las descriptas por testigos, en la intersección de Aguirre Cámara y Fortunata González.

Al advertir la presencia policial, los ocupantes del automóvil se dieron a la futa por Aguirre Cámara hacia Irigoyen. La persecución continuó por Bahía Blanca a gran velocidad, hasta que el vehículo perseguido chocó contra un cesto de basura, deteniéndose metros más adelante.

Tres personas armadas bajaron del vehículo, portando armas, y se fugaron hacia dentro del asentamiento de la calle Zabala Ortiz.

Al chequear número de motor y chasis del vehículo, se descubrió que tenía pedido de secuestro por parte de la Fiscalía número 7 de Córdoba desde febrero de este año. En su interior, se hallaron elementos relacionados al robo mencionado inicialmente, por lo que los detalles del procedimiento fueron entregados a la Unidad Judicial local.






Comentarios