VíaSan Nicolás

El acto vandálico se produjo en horas de la tarde de este miércoles. Los chicos salieron corriendo, pero el dueño logró identificarlos. 

Alumnos del colegio Don Bosco provocaron destrozos en un domicilio mientras esperaban para la clase de educación física. A fuerza de patadas, le rompieron el portón a un vecino y el dueño de la vivienda alcanzó a identificar a los vándalos.

“A ver las madres del colegio Don Bosco. Quien tenga un hijo rubiecito de lentes y su grupo esperando para entrar a gimnasia, que se vengan a hacer cargo porque me rompieron el portón y salieron corriendo”, escribió el hombre en Facebook.

A las pocas horas, el muchacho se presentó en el lugar junto a sus padres para asumir la responsabilidad del hecho y pedir disculpas al propietario, como así también familiares de los otros jóvenes involucrados. Finalmente, no hizo la denuncia.