El Municipio pondrá en marcha un protocolo para evitar la invasión de vendedores ambulantes los días de paro



Si bien no habrá inspectores, intentarán evitar que  se "vulneren derechos" con la policía, la justicia provincial de faltas y el fuero federal.

El paro de municipales ya está convocado para este miércoles y jueves, y la Intendencia busca evitar que el microcentro colapse por la presencia de vendedores ambulantes, como ocurrió la semana pasada, donde hasta un puesto de choripanes se montó en la esquina de Córdoba y Entre Ríos.

Aunque los inspectores no serán de la partida por adherir a la medida de fuerza, en la Municipalidad manejan un plan alternativo que se vale de la policía, la justicia provincial de faltas y denuncias ante el fuero federal.

“Manejamos la posibilidad de dotar el centro de fuerzas de seguridad preventivas para evitar que haya vulneración de derechos, asistiendo a la justicia provincial de faltas que prevé el manejo de estas situaciones”, mencionó Gustavo Zignango, secretario de Control y Convivencia Municipal.

“Nos preocupa que lo que sucedió la semana pasada tiene otro tipo de connotación”, dijo Zignago y manifestó que “no solo hubo afectación de derechos de comerciantes, sino también la paz social que se merece este espacio público”.

Desde el área de Control y Convivencia se reunieron con referentes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, la Cámara de de Empresarios y Comerciantes de la peatonal Córdoba, para articular el programa de trabajo para los días de paro.

También está previsto darle intervención a la justicia federal y organismos nacionales para que actúen en torno a posibles casos de violación a la ley de marcas”, puntualizó Zignago.