VíaRosario

El canalla vuelve a la carga para contratar al volante, que no es tenido en cuenta en Boca.

La dirigencia canalla negocia con sus pares de Boca Juniors la compra de un porcentaje del pase del volante ofensivo Federico “Pachi” Carrizo, quien tiene chances de volver a la entidad de Arroyito.

“Con el jugador tenemos todo acordado, pero estamos negociando con Boca la posibilidad de tener un 50 por ciento y un 50 por ciento del pase cada uno“, explicó una fuente de la entidad auriazul a Télam.

En principio, Central buscaría adquirir un diez por ciento más de la ficha del jugador y así llegaría a la mitad, ya que hoy el conjunto de Arroyito tiene un 40 por ciento de esos derechos y Boca el 60 restante.

Boca está interesado en venderle a Central el 60 por ciento del pase que posee en una suma cercana a los dos millones de dólares, pero los dirigentes canallas no están dispuestos a pagar esa suma de dinero.

El volante cordobés de 25 años, que nació futbolísticamente en Central, fue transferido a Boca a mediados del 2014 a cambio de 2.7 millones de dólares. En el club xeneize jugó poco y actualmente no es tenido en cuenta por Guillermo Barros Schelotto.