El operativo de seguridad para el clásico rosarino comenzará 23 horas antes del partido



Este jueves se confirmó el número de policías abocados a custodiar el Gigante de Arroyito y otros puntos de la ciudad.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, confirmó este jueves que el clásico rosarino contará con 850 policías afectados al operativo que se desarrollará desde el sábado a la tarde hasta las últimas horas posteriores al encuentro entre Newell’s y Rosario Central.

El titular de la cartera confirmó que 650 efectivos estarán “desplegados en el partido en sí mismo”, mientras que los 200 restantes trabajarán tanto en las adyacencias del Gigante de Arroyito como en otros puntos de custodia y traslado.

En la previa de la reunión con los presidentes de ambos clubes, Pullaro pidió que “la ciudadanía se comporte como lo debe hacer” y recordó que se trata del “evento deportivo más importante de la provincia”.

En cuanto a las cuestiones netamente operativas, el ex diputado provincial remarcó que los uniformados convocados comenzarán a trabajar a las 18 del día anterior al cotejo. Asimismo, los agentes de la Unidad Regional II contarán con la colaboración de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y la Policía de Acción Táctica (PAT).

Por su parte, el coordinador de Seguridad en Competencias Deportivas y Espectáculos Masivos, Diego Maio, confirmó que se implementarán cambios de recorrido en las líneas de colectivo que permiten asistir al partido y habrá custodia abordo de algunas de las unidades para prevenir episodios violentos. De la misma forma, remarcó que las medidas consensuadas también se extenderán al banderazo en el Coloso.