Juicio a Los Monos, día 1: Fiscalía pidió 41 años de prisión para “Monchi” Cantero



El fiscal Fernández Bussy solicitó además 24 para "Guille" Cantero y 10 para el "Viejo", sindicados los tres como jefes de la banda.

La Fiscalía pidió 41 años de prisión para Ramón Machuca, alias “Monchi”, sindicado como uno de los jefes de la banda narcocriminal Los Monos. En tanto para Ariel “Guille” Cantero se solicitaron 24 años de cárcel y 10 para Máximo Ariel “Viejo” Cantero.

Pasadas las 15, el fiscal Gonzalo Fernández Bussy tomó la palabra para poner en marcha el alegato de la parte acusatoria sobre la asociación ilícita y los cinco homicidios investigados en el marco del proceso.

En ese marco, pidió 41 años para Monchi, 24 para Guille, 10 para el Viejo, 12 para Leandro “Gordo”Vilchez, 14 para Leandro “Gitano” Fernández (quien habría conducido el auto desde donde Guille asesinó a Diego Demarre y doce para Jorge “Ema” Chamorro.

En una segunda línea de la organización, se solicitaron seis años y medio para Mariano “Gordo” Salomón, seis años para Lorena Verdún (ex mujer del “Pájaro” Cantero), Silvana Gorosito (mujer de Monchi), Agustín Ruiz (hermano de Mariano, el financista de la banda que fue condenado en un juicio abreviado), para el representante de futbolistas Francisco Lapiana y para el narco Walter Jure.

En cuanto a los ex policías, se pidieron nueve años e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos para Ángel Avaca, seis años e inhabilitación perpetua para Cristian Floiger (ex jefe de Drogas Peligrosas), nueve años y medio e inhabilitación perpetua para Omar Lescano, seis años y medio e inhabilitación por diez años para Juan Delmatro.

Ocho años y medio e inhabilitación de por vida para Sergio Blanche, siete años e inhabilitación perpetua para el sargento Eduardo Enriquez, seis y medio e inhabilitación por diez años para su colega Diego Cárdenas, seis años de prisión y diez de inhabilitación para Roberto Otaduy, seis y medio y diez respectivamente para Waldemar Gómez, ocho y medio e inahbilitación perpetua para Juan José Raffo, y seis y diez respecticvamente para “Gula Gula” Pereyra.

Por último, y con expectativas más leves de condena, se pidieron tres años y tres meses e inhabilitación perpetua para Germán Herrera y Guillermo Cardini.

Rechazo al pedido de recusación

Previo al pedido de la Fiscalía, el presidente del tribunal, Ismael Manfrín rechazó el pedido de recusación que habían interpuesto los abogados de los imputados en el juicio a Los Monos, para apartar a los magistrados Kesuani y Más Varela.

La decisión estiró aún más el inicio de los alegatos de apertura, ya que el abogado Fausto Yrure inmediatamente interpuso un recurso de nulidad genérica y absoluta en relación a las escuchas de los teléfonos de Ramon “Monchi” Machuca y a otras pruebas de la defensa que fueron rechazadas en instancias previas.

La recusación, había sido presentada por el abogado Carlos Edwards apenas se inicio la primera audiencia de proceso oral y público que se va a prolongar por al menos tres meses.

El inicio del juicio ya se había postergado unas tres horas y la recusación supuso una nueva dilación en la continuidad del trámite.

Edwards había cuestionado la intervención de Kesuani y Más Varela argumentando que ambos magistrados tenían “conocimiento previo” de las pruebas de la Fiscalía durante el juicio por el asesinato de Claudio Ariel “Pájaro” Cantero y que eso provocaba que estuvieran “contaminados”.

Inicio demorado

Previsto en la previa para las 9, la audiencia en el flamante edificio del Centro de Justicia Penal se demoró más de dos horas y media.

Walter Daniel “Turco” Jure, Edgardo Andrés “Gitano” Fernández y Mariano Salomón fueron los tres primeros detenidos en ingresar a la sala cuando ya habían pasado las 11.30.

Ramón “Monchi” Machuca, uno de los dos presuntos jefes de la asociación ilícita, encabezó el segundo grupo con los presos de más alto perfil. Lo siguieron su padre de crianza, Ariel Máximo “Viejo” Cantero, y el hijo homónimo de éste, “Guille”. Junto a ellos se sentaron Jorge Emmanuel Chamorro y Leandro Alberto “Gordo” Vilches.

El tribunal presidido por Ismael Manfrín inició el debate con la presentación de las partes (21 abogados y 5 fiscales) junto a los 25 acusados. Acto seguido llegó el pedido de recusación.

Por dicha situación, se determinó un cuarto intermedio para atender la solicitud de Edwards -a la que luego se sumaron otros 18 abogados- y definir si se hacía lugar o no a la recusación.

Temprano, en la mañana de este martes los acusados que cumplen prisión preventiva, decidieron no concurrir a la sala hasta tanto no se resolviera el habeas corpus que habían interpuesto abogados defensores de los imputados para evitar que el pernocte de los detenidos de lunes a viernes fuera en el subsuelo del Centro de Justicia Penal como estaba previsto inicialmente.