Confirmaron la pena a un policía en el marco de la causa por el atentado a Bonfatti



Pablo Espíndola había intentado vender un arma utilizada en el ataque. Recibió seis años de condena.

Ratificaron la condena a seis años de prisión al ex policía Pablo Espíndola, en el marco de la causa por el atentado contra el gobernador Antonio Bonfatti en 2013.

Tal como quedó evidenciado en escuchas, Espíndola había intentado vender un arma de fuego con numeración limada que había sido utilizada en el ataque por el cual fue detenido Emanuel “Pimpi” Sandoval, sindicado autor de los disparos.

A mediados de año, el juez Ismael Manfrín había condenado al ex agente por encubrimiento agravado por ánimo de lucro y por tratarse de un funcionario público, tentativa de robo calificado por el uso de arma de fuego, portación de arma de guerra y uso de documento público falso. Ahora la Cámara Penal ratificó la condena a Espindola, según publicó el diario El Ciudadano.

La balacera contra la casa de Bondatti se produjo el 11 de octubre de 2013, y tanto el por entonces gobernador como su esposa y una empleada doméstica que se encontraba en la vivienda resultaron ilesos.

Semanas después, en un allanamiento en la comisaría 10° se encontró un arma de fuego calibre 11.25 en un Ford Fiesta que estaba estacionado. Más tarde se determinó que fue una de las usadas en el atentado contra el socialista. En el momento del allanamiento, uno de los policías que estaba de guardia allí era Espíndola.

En diciembre de ese año, el ex agente fue detenido tras una denuncia por robo. Manejaba un Peugeot 206 con identidad apócrifa y un arma de gran calibre y numeración limada escondida en la pedalera. Por estos hechos, fue condenado a seis años y la sentencia ahora quedó ratificada.