Un combo de pochoclo y bebida dentro del cine puede costar hasta $100 más que afuera



Los complejos impiden el ingreso de productos externos y aprovechan para inflar precios. Un proyecto busca terminar con ésa práctica.

Comprar un balde de pochoclo y dos gaseosas de medio litro cuesta hasta $100 más adentro de los complejos de cine que en los comercios y carritos de la ciudad. El relevamiento surge a colación de un proyecto para que se permita el libre acceso de alimentos y bebidas a los espectáculos públicos.

El complejo de cines Hoyts promociona su “combo siniestro” que incluye pochoclos color naranja y dos bebidas grandes a elección a un precio de $270. Por su parte en el Showcase el balde de pochoclo con gaseosas tiene un pecio cercano a los $240.

“Nosotros vendemos el mismo balde que ellos, porque se lo compramos al mismo proveedor, a $120”, indicó a Vía Rosario Naiara Adad, una de las encargadas del negocio de pochoclos familiar. Pero para bolsillos más ajustados hay versiones más económicas: el chico cuesta $30, el mediano $45 y el grande $60.

Este último tiene un valor de $100 en los complejos antes mencionados, mientras que si se le añade una gaseosa grande el precio sube a $180. Más barato es el candybar del Monumental, donde el pochoclo grande cuesta $80 y $110 con gaseosa. Allí la lata de pororó sale $140 y si se le suma la bebida hay que pagar $180.

¿Cuánto cuestan las gaseosas solas en almacenes y supermercados? “La Coca de medio litro está entre $18 y $20, mientras que la de litro y medio entre $38”, respondió Juan Milito, de la Unión de Almaceneros de Rosario.

Es decir que afuera de los cines con $160 se puede armar un combo de dos gaseosas de medio litro y un balde de pochoclo, algo que adentro puede cotizar hasta $270 en algunos casos.