VíaRosario

La Justicia avanza en la búsqueda de los responsables de la manifestación en la que volcaron toneladas de residuos.

Las repercusiones por protesta de recolectores de basura en Ovidio Lagos y Pellegrini llegaron literalmente hasta la puerta de las empresas implicadas, ya que la Justicia ordenó el allanamiento de las oficinas de Clean City y Ambiental Planet.

El procedimiento fue solicitado por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y se llevó a cabo en simultáneo con la participación de la Policía de Investigaciones (PDI) en ambas sedes. En cuanto al objetivo de la medida, voceros del organismo detallaron que los investigadores fueron a secuestrar documentación y evidencia con el fin de identificar a los empleados que volcaron 24 toneladas de residuos frente a la Secretaría de Ambiente y Espacio Público.

El fiscal Nicolás Foppiani estuvo supervisando el operativo en Clean City, mientras que su colega Valeria Haurigot hizo lo propio en las instalaciones de la otra recolectora involucrada. La requisa se llevó a cabo el día después de un allanamiento para dar con el trabajador que agredió a un automovilista que filmaba a los manifestantes.