Dos rosarinos buscan llegar a los cuartos de final del Challenger de Buenos Aires



Federico Coria y Renzo Olivo sumaron su segunda victoria de la semana en la Copa San Cristóbal.

El tenista argentino Nicolás Kicker se medirá este martes con el español Jaume Munar, mientras que su compatriota Andrea Collarini jugará ante el portugués Joao Domingues en los partidos salientes que propone la jornada de los octavos de final de la Copa San Cristóbal, el Challenger de Buenos Aires, a los que se suma el enfrentamiento entre el rosarino Federico Coria y Juan Pablo Ficovich.

Kicker, ubicado en el puesto 99 del ranking mundial de la ATP, se presentó en el certamen con una victoria sobre el español Mario Vilella (370), y hoy a partir de las 18.30 jugará ante Munar (224), quien eliminó del torneo al argentino Hernán Casanova (335).

En el caso de ganar, Kicker jugará en cuartos de final ante el vencedor del cruce que animarán desde las 14 el rosarino Coria (239) y Ficovich (377).

Coria le ganó en la ronda inicial al eslovaco Josef Kovalik (167) y Ficovich, nacido en Berazategui, eliminó al sueco Christian Lindell (336).

Por su parte, Collarini (242), con el ánimo alto tras haber alcanzado el último fin de semana las semifinales en Campinas, Brasil, superó en la ronda inicial al también argentino Sebastián Báez (1670) y a partir de las 12.30 jugará ante el lusitano Domínguez (182), quien eliminó del torneo al santafesino Facundo Bagnis (162).

En el caso de ganar, Collarini jugará en cuartos de final ante el austríaco Gerard Melzer (156) o el esloveno Blaz Rola (250).

El torneo porteño tiene como máximo favorito al marplatense Horacio Zeballos (67), vencedor en la ronda inicial del argentino Juan Pablo Paz (376) y que jugará mañana ante el tandilense Máximo González (236), quien eliminó del certamen al brasileño João Souza (245).

El segundo cabeza de serie es el azuleño Federico Delbonis (70), quien le ganó en la ronda inicial al cordobés Juan Ignacio Lóndero (414) y jugará mañana frente al francés Maxime Janvier (288).

“Estoy un poco mejor de la cadera, digamos que en un setenta por ciento de mis posibilidades”, comentó Delbonis a Télam, en alusión a una lesión que lo tuvo a maltraer durante casi todo el año, luego de un 2016 extraordinario ya que le ganó a Ivo Karlovic el quinto punto de la final de Copa Davis en la que Argentina se consagró campeón tras imponerse sobre Croacia por 3-2, en Zagreb.

Los otros dos argentinos que siguen adelante en el cuadro principal son el rosarino Renzo Olivo, finalista el domingo pasado en Campinas, y el cordobés Facundo Argüello.

Olivo (125) le ganó en la ronda inicial al eslovaco Andrej Martin (177) y jugará mañana ante el austríaco Michael Linzer (268), mientras que Argüello (274) eliminó en el debut a su compatriota Facundo Mena (331) y su próximo rival será el portugués Gastão Elias (128), campeón el domingo último en Campinas.

El certamen se juega en las instalaciones de El Abierto, en el barrio porteño de Saavedra, y repartirá premios por 50.000 dólares.