VíaRosario

La víctima tiene 85 años y fue timada por desconocidos que le dijeron que tenían secuestrado a su hijo.

Los secuestros virtuales siguen a la orden del día, y pese a las advertencias del Ministerio Público de la Acusación (MPA), los casos de familias timadas por llamados telefónicos no cesan.

Esta vez, el objetivo de los delincuentes fue una anciana de 85 años que atendió el teléfono y fue engañada con el falso secuestro de su hijo.

Lejos de la recomendación de Fiscalía, la mujer no cortó la comunicación y tampoco dio aviso a la policía, y optó por juntar parte del dinero que le solicitaban, cuyo monto rondó los 400 mil pesos, y lo dejó en el lugar pactado.

Es así como terminó poniendo el efectivo debajo de un árbol en la zona de La Paz y Colón. Luego, supo que su hijo nunca había sido secuestrado.