VíaRosario

El Gobierno provincial aclaró que el patrullero en el que viajaban no protagonizó la persecución previa al choque.

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe confirmó que uno de los tres policías que chocaron durante un operativo en Venado Tuerto seguía internado en terapia intensiva tras el accidente, aunque permanecía estable.

Luego de la colisión que provocó la caída de un transformador sobre la camioneta oficial en la que viajaban, el Gobierno provincial informó que los dos agentes restantes se encontraban fuera de peligro. El uniformado que se llevó la peor parte fue trasladado a Firmat.

Horas después del violento impacto, voceros de la cartera aclararon que el rodado siniestrado no era el que perseguía a los presuntos ladrones involucrados en el procedimiento.

En este sentido, desde el Ejecutivo aclararon que el móvil iba hacia la zona afectada “para poder realizar el operativo cerrojo” como vehículo de apoyo, aunque no habían confirmado todavía la causa por la cual los policías terminaron embistiendo las columnas del tendido eléctrico.