VíaRosario

Demandó una millonaria inversión y permitirá recibir unas 450 millones de toneladas diarias de basura.

Se puso en marcha en Villa Gobernador Gálvez el Centro Ambiental de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu) del sur metropolitano, el cual demandó una millonaria inversión que sirvió para reconvertir un predio que por décadas fue un enorme basural.

La intendenta Mónica Fein, el gobernador Miguel Lifschitz y el intendente de Villa Gobernador Gálvez Alberto Ricci participaron del acto de inauguración del centro, ubicado en el margen sur de la autopista Rosario-Buenos y el arroyo Saladillo.

El objetivo es que la planta permita atender dos importantes basurales a cielo abierto, ubicados en la margen sur del arroyo Saladillo. Se trata del proyecto más grande de la historia de la Provincia en materia de saneamiento y gestión de residuos sólidos.

El Centro Girsu constituye un moderno equipamiento, diseñado para recibir aproximadamente 450 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos. Las instalaciones cuentan con estructuras específicas para abordar diferentes procesos como compostaje, relleno sanitario, tratamiento de líquidos lixiviados, entre otros.

Cabe destacar que en el marco del plan integral, aún resta terminar un tramo de 800 metros de colectora de la autopista (Rosario-Buenos Aires), para permitir un acceso directo al predio, algo que prometió concretar en breve Vialidad Nacional.