VíaRosario

El nivel del espejo de agua superó en 30 centímetros la marca histórica de la inundación de 1999.

Pese a que con la llegada del invierno el pulso de lluvias mermó, en el sur santafesino la preocupación en torno al nivel de las aguas en La Picasa sigue siendo prioridad ya que la laguna no solo mantiene miles de hectáreas productivas bajo las aguas, también mantiene interrumpida la estratégica Ruta Nacional 7 que en la actualidad tiene más de un metro de masa hídrica sobre la calzada.

En rigor de verdad, hace semanas que La Picasa está desbordada y vuelca unos siete centímetros cúbicos de agua por segundo cuenca afuera, aunque el escurrimiento no alcanza para liberar el terraplén que cruzaba al medio la superficie de la laguna.

“Un rápido cálculo hace pensar que por lo menos habrá que esperar un año para recuperar la ruta, siempre y cuando se mantenga en forma permanente el ritmo de evacuación que tenemos ahora”, precisó Juan Carlos Duhalde, presidente del Comité de Cuenda de La Picasa, en contacto con Vía Rosario. Lo mismo sucede con la vía del Ferrocarril San Martín.

Pese al desborde, la laguna recibe unos 25 metros cúbicos por segundo lo que demora el descenso del nivel. “Hoy podemos decir que La Picasa está casi estabilizada. El escurrimiento por gravedad y la evaporación, que si bien en invierno es escasa, hacen que no crezca como lo hacía hasta hace un tiempo. Pero el descenso todavía no se evidencia”, mencionó Duhalde.

“La situación actual sigue siendo preocupante porque el espejo de agua está 30 centímetros arriba del pico de la última gran inundación de 1999. Hablamos que hoy la cota está en 105 metros con 67, muy por encima de anegamientos anteriores”, indicó el productor agropecuario.

Que las aguas salgan hoy sin bombeo alguno generaron que se interrumpa la construcción de un canal que pretendía escurrir el excedente. “Con la laguna desbordando está saliendo el caudal que pretendíamos evacuar con el canal. Está casi terminado, de manera que si por alguna razón el desborde cesa, solo habría que conectar la canalización a la laguna”, puntualizó.