VíaRosario

La entidad que nuclea a los comercios denuncia que falta regular la habilitación y distribución en la ciudad.

El titular de la Asociación de Industriales Panaderos, Gerardo Di Cosco, aseguró que “entre el 40 y el 45 por ciento” del pan que se consume en la ciudad se compra en establecimientos que no pertenecen al rubro.

“Falta una decisión política para empezar a trabajar sobre eso. Acá no existe un rubro normativo que diga cómo tiene que habilitarse una panadería“, explicó el dirigente que representa a los comercios de ese sector a partir de un relevamiento en diferentes distritos hace tres meses.

A la hora de explicar el vacío legal, Di Cosco apuntó que en Buenos Aires “existe una ley puntual para la manipulación del pan” y consideró que “sería más fácil” controlar los locales en situación irregular “si se supiera quién es el panadero” que les lleva el producto.

El referente de la entidad comercial manifestó que existen entre 500 y 600 panaderías en Rosario. Ante el informe de la Municipalidad que refleja la clausura de unos 200 establecimientos, respondió: “Si es así, es grave. Lo que hubiéramos querido es tener una charla antes y ver a qué tipo de comercios se refieren puntualmente con la clausura”.