VíaRosario

Maximiliano Vargas tenía 28 años y murió tras permanecer internado durante dos días a raíz de las heridas.

Familiares de un joven de 28 años asesinado en la ciudad Santa Fe denunciaron que la policía no investigó el crimen e incluso exigió testigos presenciales como condición para poner en marcha la pesquisa.

Isabel Gómez contó que su hijo falleció el lunes 17 de julio tras agonizar durante dos días en el Hospital Cullen. El muchacho había recibido dos disparos en la cabeza y otro en la espalda, los cuales le provocaron muerte cerebral antes de terminar con su vida.

A una semana del fallecimiento, la madre de Maximiliano Vargas asegura que no hubo medidas de parte de la fuerza provincial para esclarecer el episodio a pesar de que los allegados a la víctima tienen información sobre los sospechosos. La viuda, Melina Martínez, madre de tres niños, también se sumó al reclamo de justicia por el homicidio.

“Había un montón de policías, pero nadie lo socorrió. Ni siquiera me preguntaron su nombre. Tampoco pidieron una ambulancia“, recordó Isabel durante una entrevista con el diario El Litoral respecto del hecho registrado cerca del cruce de Casanello y Díaz de Solís.

Fotografía: El Litoral.