VíaRosario

Dejaron el local prácticamente vacío. El dueño de la empresa dijo estar cansado de los robos.

Amarga sorpresa se llevó el encargado de un local de venta de bicicletas que este lunes por la mañana se encontró con la vidriera rota y la faltante de gran cantidad de rodados de alta gama del interior.

El episodio se registró en la sucursal de la firma Aita ubicado en Moreno al 2900 y según relató el propietario de la firma directamente “reventaron” la reja del comercio, rompieron el vidrio y lograron acceder a la mercadería.

“Uno se conforma que que no lastimaron a nadie. Tuve que haber venido un vehículo para cargar las bicicletas, porque quedó vació el lugar”, relató Ernesto Aita, en contacto con LT8.

Las bicicletas sustraídas tienen un valor de marcado que varía entre los 10 mil y los 12 mil pesos.

El empresario dijo que no es la primera vez que ocurre un hecho similar. De hecho manifestó que llegó al punto de tener que cerrar la sucursal de Dorrego y Pellegrini tras sufrir siete asaltos.