VíaRosario

La pesquisa se ordenó tras la denuncia de un hombre que fue baleado en zona oeste y denunció que en el lugar del ataque estaba presente el sindicalista.

El domicilio del Marcelo “Pipi” Andrada, al frente del Sindicato de Recolectores y precadndidato a concejal, fue allanado el fin de semana en el marco de una causa por un ataque a balazos ocurrido en Provincias Unidas y 27 de Febrero. La víctima del hecho lo había mencionado como partícipe de la agresión.

La irrupción en la propiedad de Andrada fue realizada por personal de la Policía de Investigaciones (PDI)  para recolectar información vital para la causa, pese a que el gremialista no fue imputado.

Durante las pesquisas se secuestraron en la vivienda del sindicalista dos armas de fuesgo cuyo propietario estaba autorizado para portarlas. El propio Andrada recibió a los agentes  y exhibió la documentación del armamento, según publicó el portal Rosario3.

El hecho que desencadenó los allanamientos ocurrió hace 10 días y según consta en la denuncia que hizo la víctima, mientras circulaba en un Fiat 147 junto a sus hijas, dos autos se le pusieron a la par y lo interceptaron.

Desde uno de los autos habrían salido amenazas y desde el otro, bajó un sujeto que le disparó al hombre y le produjo una fractura de tibia y peroné. El sujeto relató que en el lugar se encontraba Andrada.

El abogado patrocinante del gremialista, Germán Mahieu apenas trascendió el epsiodio envió un escrito a la fiscal actuante, Noelia Ricciardi, para ponerse a disposición de la investigación.