VíaRosario

El conductor manejaba un interno de las línea 122 y se descompensó en Córdoba, casi avenida Francia. Un pasante del Sies le salvó la vida haciéndole RCP.

Sobre la noche de este domingo, el conductor de un colectivo se descompuso y terminó perdiendo el control del transporte que se subió a la vereda en la esquina de Córdoba y Francia. Una rápida maniobra de RCP fue clave para salvarle la vida.

El incidente tuvo como protagonista a Enzo Marchi, de 53 años, chofer de un interno de la línea 122, quien aparentemente sufrió un infarto mientras estaba al frente del coche. Bajo al presunción de una discusión con un pasajero que habría derivado en el cuadro, la policía demoró a una persona.

Al parecer, en medio de su indisposición, el hombre dejó de controlar el volante y el micro terminó en la vereda.

De milagro ningún peatón resultó herido, así como tampoco hubo lesionados entre los pasajeros del colectivo.

Lo particular dle asunto es que en el micro viajaba un pasante del Sies que rápidamente intervino y practivcandole a la víctima maniobras de RCP pudo sacarlo de un cuadro de inconsciencia 

El chofer fue llevado en ambulancia al Hospital Provincial del Centenario  y luego trasladado al sanatorio privado Ipam donde se encontraba internado en estado grave.