VíaRosario

El sospechoso cuenta con pedido de captura por un homicidio ocurrido en 2016.

Este viernes, recuperaron la libertad cuatro de las cinco personas que fueron detenidas en el operativo policial realizado el pasado jueves en Santa Fe vinculado a la muerte del policía Pablo Cejas. Solo un joven de 19 años permanece privado de su libertad.

La persona que aún continúa tras las rejas tiene un pedido de captura por un homicidio ocurrido en 2016 pero además se sospecha que podría haber estado involucrado en el asesinato de Cejas.

Fiscalía espera los resultados de los peritajes criminalísticos realizados en la escena del crimen para poder echar luz a esta situación.

Cejas murió el lunes 17 de julio. Fue acribillado dentro de una casa en el barrio Yapeyú de Santa Fe. Luego arrastraron su cuerpo y lo dejaron tirado en la calle. A pocos metros de su cuerpo, hallaron su moto y su teléfono celular.
 

Los vecinos alertaron sobre el suceso a la central policial 911, hasta donde llegaron llegaron policías de Orden Público y de Cuerpos que hallaron el cadáver.

Cejas, además del ataque que sufrió en 2015, también había denunciado en julio de ese mismo año un atentado contra la casa de su suegra en Cabaña Leiva. En esa oportunidad, según su relato, cuatro personas dispararon contra la vivienda de su familiar.

Previo a ese suceso, el policía había declarado ante la Justicia y denunciado públicamente vínculos entre narcos y otros agentes del orden.