VíaRosario

Unas 60 trabajadoras denunciaron un incremento de ataques de pacientes al personal. Pidieron mejores condiciones laborales.

Enfermeras del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) realizaron una protesta frente al nosocomio en reclamo de mejores condiciones laborales. Denunciaron un fuerte incremento en los casos de violencia de pacientes contra el personal.

Se trata de 60 trabajadoras que se distribuyen en cuatro turnos de internación y uno de quemados. “Muchos pacientes vienen muy violentos y nosotras somos casi todas mujeres y no podemos contenerlos”, manifestó Jorgelina Duate, vocera del grupo, a Radio 2.

La trabajadora relató que tiempo atrás se producía un hecho violento por semana, mientras que ahora los sucesos se repiten casi a diario. “El jueves pasado hubo tres casos. En uno de ellos, le paciente agarró del cuello al médico lo escupió, y luego a mí me agarró del pelo y me golpeó la cabeza”, describió.

Con el fin de visibilizar esta situación y exigir medidas concretas de parte de las autoridades, las enfermeras protestaron este viernes por la tarde con pancartas y carteles en la puerta del Heca.