VíaRosario

La víctima se contactó con la guardia del programa sin reportar problemas una hora y media antes del crimen.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, confirmó que el policía asesinado estaba dentro del sistema de protección de testigos y que se comunicó con el personal de guardia una hora y media antes de ser asesinado en la ciudad capital sin advertir ninguna irregularidad.

Absoluta y total tranquilidad, sin ningún tipo de cambios en su rutina habitual”, fue el resumen del último contacto con Pablo Cejas según el funcionario, quien consideró que el homicidio es un “hecho gravísimo, conmocionante y de violencia extrema”.

A pesar de que el suboficial había hecho graves denuncias sobre narcotráfico que apuntaban a connivencia por parte de la fuerza, el ex diputado provincial confirmó que las mismas son anteriores a la gestión actual. Sobre las acusaciones recientes, explicó: “Tenía traslados anteriores, los cuales fueron informados al Ministerio Público de la Acusación (MPA)”.

Por otra parte, el fiscal de Homicidios, Jorge Nessier, comentó que el “examen inicial que realiza el médico policial” reflejó que el cadáver presentaba 19 orificios de bala. No obstante, el funcionario judicial pidió esperar el resultado de la autopsia para referirse a la cantidad de disparos que recibió el uniformado.