VíaRosario

Según la secretaria de Desarrollo Social, Laura Capilla, las bajas temperaturas hacen que los vecinos busquen los refugios para pasar la noche. Otros resisten a la intemperie. 

La ola polar que afecta a todo el país y puntualmente a la ciudad de Rosario generó preocupación en las autoridades, que decidieron hacer un relevamiento de la cantidad de indigentes. En total, el municipio detectó muchas personas que viven en situación de calle sin embargo, también hay otras que, sin vivir en la calle, pasan muchas horas a la intemperie.

En diálogo con Radio 2, la secretaria municipal de Desarrollo Social, Laura Capilla, precisó que en la ciudad hay enre 180 y 190 personas en situación de calle y otros tantos pasan muchas horas a la intemperie por una situación social o laboral.

La funcionaria sostuvo que creció el número de personas de este último grupo y entre ellos remarcó que hay cada vez más mujeres y chicos. Esto fue ratificado desde Rosario Solidaria, que indicaron que se suman permanentemente mujeres y niños que piden por algo caliente para comenzar el día.

Producto de la ola polar y las bajas temperaturas de los últimos días, voluntarios de Rosario Solidaria y trabajadores de la Municipalidad ayudan a detectar a personas en situación de calle, las llevan al refugio o le extienden una frazada. También su sumaron ex Combatientes de Malvinas y el Movimiento Solidario Rosario, que reparten por la noche comida caliente.