VíaRosario

El titular del gremio en Rosario aseguró que "no es una Salada" y que buscan regularizar la actividad informal.

El secretario general del Sindicato de Vendedores Ambulantes (Sivara) en Rosario, Beto Riba, confirmó que el gremio planea instalar una feria con 600 puestos en Villa Gobernador Gálvez.

El dirigente explicó que el proyecto “no es una Salada” y aseguró: “Va a ser un ejemplo y un puntapié para toda la provincia”. En las vísperas del lanzamiento de la nueva obra social del gremio, señaló que pretenden “trabajar de a poco” para “pasar de la informalidad a la formalidad”.

Con respecto a la iniciativa que puso en guardia a la Asociación de Comercio e Industria galvense, Riba destacó que las instalaciones ubicadas sobre Temporelli y San Nicolás pertenecían a Cirubon, la autopartista que se hizo cargo de la fábrica de llantas Mefro Wheels en Rosario.

“Vamos a comprar el lugar, estamos terminando de firmar todos los papeles”, señaló el referente de Sivara durante una entrevista con Radio 2. A su vez, adelantó que “el puesto va a tener un bajo costo, más que nada para mantener” el predio, y estimó que los feriantes pagarían un alquiler de 500 pesos por semana.