VíaRosario

El año pasado, el uniformado se había atrincherado disparando al aire el para denunciar connivencia con los narcotraficantes.

Un suboficial de policía fue hallado muerto a balazos en el barrio Yapeyú de la ciudad de Santa Fe. Según informaron fuentes del Ministerio de Seguridad de la provincia, hay personas demoradas en relación al crimen.

De acuerdo a los primeros informes, Pablo Cejas recibió varios disparos en Neuquén al 6400. A pocos metros sobre esa misma cuadra también encontraron su motocicleta y su teléfono celular.

El subsecretario de Investigación Criminal del Gobierno de Santa Fe, Rolando Galfrascoli, recordó que el uniformado de 45 años había estado en disponibilidad hasta marzo. El funcionario se refirió así al episodio ocurrido en julio de 2016 en la capital de la provincia, cuando Cejas se atrincheró en en un restaurante y comenzó a disparar al aire.

En 2015 el suboficial había denunciado múltiples atentados contra su vida, los cuales atribuyó a sectores de la fuerza que colaboraban con el narcotráfico.