VíaRosario

Los dispositivos estaban agregados a las máquinas para retener la entrega de dinero. 

Después de que usuarios se vieran afectados por la no entrega de efectivo en cajeros automáticos, pese a que los equipos confirmaban haber cumplido con la operación, la policía desactivo dos dispositivos conocidos como “pescadores”.

Las intervenciones se realizaron en dos cajeros del centro, logrando recuperar dinero en efectivo que había quedado atrapado en la ranura de expendio.

Uno de los operativos de desarrolló cerca de las 21 en la sucursal del banco Santander Río de Oroño al 900. Allí los efectivos recuperaron unos 1.500 pesos.

Pasadas las 22, los agentes hallaron otro “pescador” con 700 pesos atrapados en un cajero en Zeballos al 1600, esta vez de la red Link.