VíaRosario

La víctima fue encontrada apuñalada en un puente de Gualeguaychú. Por el hecho está sospechado su ex pareja, oriundo de Santa Fe.

Una mujer de 39 años y madre de cuatro hijos, que se encontraba desaparecida desde el lunes en Gualeguaychú, fue hallada asesinada a puñaladas en los alrededores de un puente sobre un arroyo de esa ciudad. Como sospechoso del crimen la Justicia mantiene detenido a su ex pareja, oriundo de Santa Fe.

El subjefe de la Departamental de Policía local, Cristian Ormaechea, informó a Télam que la víctima fue identificada como Susana Villarruel, cuya desaparición había sido denunciada el lunes último por Ramón de la Cruz Ortiz, padre del menor de sus hijos y de quien de había separado recientemente.

No obstante, pocas horas después de la denuncia y a raíz de contradicciones detectadas en sus declaraciones en el marco de la causa por el paradero de Villarruel, la Justicia dispuso el arresto del hombre, quien aún permanece detenido, agregó el vocero.

El hallazgo del cuerpo se produjo esta mañana, cerca de las 11, en la cabecera norte del puente que pasa sobre el arroyo El Cura, donde personal policial, de bomberos y de Prefectura continuaban hoy con las tareas en busca de evidencia, puntualmente del arma homicida.

Ormaechea detalló que la víctima presentaba a simple vista heridas de arma blanca, dos de ellas en el pecho y una en el cuello, aunque los detalles de la muerte se determinarán con la autopsia que se realizará el viernes próximo.

El comisario dijo que “es evidente que hubo una situación violenta”, aunque aún se está reconstruyendo lo sucedido, y adelantó que el viernes se realizará la autopsia al cuerpo que revelará las circunstancias precisas de la muerte.

Villarruel, que tenía tres hijos de un matrimonio anterior y una niña pequeña con el ahora acusado, fue identificada por su madre, que acudió a la morgue judicial.

La desaparición de la mujer fue denunciada el lunes último, a las 7, por Ortiz, un hombre oriundo de Santa Fe y recientemente separado de la víctima.

Según las fuentes de la pesquisa, algunos dichos contradictorios durante la búsqueda y el hallazgo de una lesión en una de sus muñecas llevaron al fiscal de Gualeguaychú a cargo de la causa, Martín Gil, a disponer su detención.

“Para nosotros el hombre detenido es el principal sospechoso de este hecho, que ahora evidentemente cambia de calificación ya que estamos frente a un homicidio”, explicó Ormaechea, quien confirmó que tras conocerse lo ocurrido con la mujer vecinos del barrio Toto Irigoyen, donde residía, se trasladaron al descampado para manifestarse.

Fotografía: El Día de Entre Ríos