VíaRosario

Más de 100 estudiantes quedaron varados durante todo el día en la terminal aérea de Fisherton sin explicaciones.

Un contingente de jóvenes que cursan en cuatro colegios diferentes se quedó sin salir de viaje de estudios a Bariloche este martes en el Aeropuerto Internacional de Rosario, donde el chárter de la empresa que los trasladaba finalmente nunca llegó a pista para trasladarlos.

Sin respuestas concretas de parte de la compañía, los padres de los alumnos quedaron indignados a la noche, cuando se suspendió definitivamente el vuelo tras una serie de postergaciones sobre el horario original de las 10 de la mañana.

“Lo iban pateando y explicaron que el avión estaba roto. También dijeron que el tiempo estaba mal en Bariloche, pero yo tengo una pareja amiga viviendo allá y el clima estaba perfecto”, relató Carolina, la madre de un chico que cursa en el Colegio San Ramón.

En contacto con LT8, la mujer estimó que hay alrededor de 120 familias perjudicadas por Travel Rock y detalló que pagaron más de 30.000 pesos precisamente “para que no pierdan días en colectivo”. Luego de ver embarcar a sus hijos y sin poder ingresar a la sala ante las demoras, los padres  protagonizaron “peleas”, discusiones” y hubo otros que denunciaron a la empresa a través de Instagram, WhatsApp y Facebook.