VíaRosario

En medio de la polémica por el procesamiento de De Vido, en la vecina localidad pusieron el ojo en su ex jefe comunal.

El procesamiento dictado contra al ex ministro de Planificación Federal, Inversión pública y Servicios, Julio De Vido, y quien se desempeñara como su secretario de Transporte, Alejandro Ramos, sirvió para reavivar una presentación que oportunamente hizo la posición en el Concejo Deliberante de Granadero Baigorria -donde fue intendete Ramos-, sobre la entrega de subsidios a la vecina localidad, cuyo destino es por el momento incierto.

El monto a investigar supera los 600 millones de pesos distribuidos para distintos fines desde 2008 a 2015 en el municipio y que la Auditoría General de la Nación tiene relevado, aunque no hay al momento un fiscal que accione judicialmente.

Lo que llama la atención de Mariano Secondo, el denunciante hijo del ex intendente de Baigorria, Alfredo Secondo, es el curioso destino del dinero, o al menos el motivo para canalizar el abultado efectivo quedó asentado en los papelea.

“Desde que Ramos se ocupó de la Secretaría de Transporte de la Nación hasta que salió en 2015, Granadero Baigorria recibió 611 millones de pesos”, mencionó Seocndo y se apalancó en los datos a los que arribó la AGN.

Entre los puntos más llamativos, figuran los 214 millones que, desde la Nación, enviaron a Baigorria como fomento y apoyo económico de bibliotecas populares. “Hay una sola biblioteca en la ciudad, que es la Biblioteca Hernández, de toda la vida. Es de hace años, y no conozco que se haya ampliado”, aseguró Secondo.

Lo mismo sucedió con el dinero que giró la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Se depositaron en las cuentas de la intendencia un millón de pesos, peso a que la única pista habilitada (de propiedad privada) cerró hace más de 20 años.

“La noticia de su procesamiento no hace más que confirmar lo que venimos denunciando y esperamos que esta información sea útil para algún fiscal federal”, puntualizó Secondo.