VíaRosario

Su papá también fue internado tras el siniestro en el que murieron otras dos personas.

La espectacular colisión que este domingo se cobró la vida de dos personas en la intersección de Sorrento y Provincias Unidas dejó además dos heridos. Una niña de tres años -la más grave- y su papá.

La menor que fue trasladada al hospital de Niños Zona Norte seguía en estado delicado y con pronóstico reservado. Así lo informó este lunes la fiscal Mariana Prunotto.

La pequeña viajaba junto a su papá en la Kia Sportage, vehículo que fue sorprendido de frente por el Honda que segundos antes había impactado con un Chevrolet Corsa que se dio a la fuga.

El padre de la niña también tuvo que ser internado, pero se encontraba fuera de peligro. Las primeras horas son fundamentales para la evolución favorable de la salud de la nena.

Los ocupantes del Honda Civic murieron en el acto.