VíaRosario

La casa madre del fútbol no respetó el plan de pagos y se cobró de una sola vez toda la deuda, dejando al club sin cuota de TV.

Pese a haber reducido el presupuesto de fútbol, Newell’s sigue atravesando una dura realidad económica que sin embargo no le impidió ponerse al día con el sueldo de los empleados y saldar la deuda de AFA. Claro que para eso debió resignar casi toda la cuota correspondiente a los derechos de televisación.

La dirigencia había acordado un plan de pagos con la AFA por el cual la casa madre del fútbol se quedaba con unos $500 mil mensuales cada vez que se abonaban los derechos de TV. Esto le permitía al club disponer de unos $6,5 millones, de los cuales la Justicia le debitaba el 15% para el pago a los acreedores.

Tras esas detracciones, a Newell’s le quedaban limpios unos $5,5 millones mensuales, aproximadamente, con los que había logrado ponerse al día con el sueldo de empleados (ya se pagó junio y se acordó abonar el aguinaldo a fin de mes).

Sin embargo grande fue la sorpresa cuando al verificar las cuentas del club en julio, vieron que sólo se habían depositado $623 mil, que encima estaban inmovilizados porque la Justicia debía abonarles de allí a los acreedores. Para tener una idea de la magnitud del rojo de los del Parque, a junio del año pasado ascendía a $264 millones.

¿Qué fue lo que ocurrió? Aparentemente la AFA decidió unilateralmente, y rompiendo el plan de pagos acordado, cobrarse de una sola vez lo que el club le debía. Newell’s protestó, al igual que otros equipos a los que les ocurrió lo mismo, y ahora el tema es materia de revisión.

Si todo sigue así, la Lepra se sacará una pesada mochila de encima, pero a costa de pasar el invierno con una caja vacía. Si se revierte, podrá disponer del dinero para pago de sueldos de jugadores y otros gastos, pero le seguirá debiendo a la AFA. Aunque la sábana es muy corta, la dirigencia asegura que esto no afectará la llegada de refuerzos.