VíaRosario

El gobernador Lifschitz convocará a intendentes y legisladores de la provincia para el pago de 50.000 millones de pesos.

Vencido el plazo que había fijado el Gobierno de Santa Fe para que la Nación pague una deuda reconocida por la Corte Suprema, Miguel Lifschitz confirmó que la propia Casa Gris realizará una propuesta formal para cobrar los fondos en disputa.

El mandatario remarcó que la deuda original de 23.000 millones de pesos hoy implica un desembolso de 50.000 millones tomando “un criterio intermedio con una tasa de interés razonable”. Asimismo, adelantó que intentará sumar el “respaldo de los intendentes y presidentes de comuna, de los legisladores y las organizaciones de la sociedad civil”.

No vamos a discutir en el aire si no hay una propuesta concreta“, advirtió el dirigente socialista en relación al estado actual de las negociaciones con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y las autoridades de la Casa Rosada.

Ante la consulta de Radio 2, Lifschitz remarcó: “Queremos que esos recursos lleguen a Santa Fe para hacer obras fundamentales“.