VíaRosario

La policía y Gendarmería detuvieron en la ciudad a los cinco cabecillas de la banda investigada.

Cinco personas fueron detenidas este miércoles en la ciudad por orden del juez federal Carlos Vera Barros como parte de una investigación por un fraude impositivo calculado en 2.500 millones de pesos.

El operativo que comenzó a media mañana incluyó 35 domicilios allanados como parte de la causa en la que hay 80 personas implicadas en la venta de facturas falsas a 6.500 comercios de todo el país.

Fuentes ligadas al caso señalaron que los detenidos este miércoles en Rosario son los cabecillas de la banda y otros 20 sospechosos tienen prohibido salir del país. Entre los miembros de la asociación ilícita figuran contadores, escribanos, técnicos informáticos, administrativos y vendedores.

El procedimiento contó con la participación de más de 150 funcionarios de la Afip, desde donde detallaron que los delincuentes de guante blanco utilizaban 72 claves de CUIT diferentes y diferentes métodos para emitir facturas.