VíaRosario

Así lo informó Jorge Carrera, director provincial de Tecnologías para la Seguridad y Atención de Emergencias.

Las falsas amenazas y bromas son cada vez más recurrentes en la central 911, destinado a resguardar por la seguridad general de la población. En ese sentido, el director provincial de Tecnologías para la Seguridad y Atención de Emergencias, Jorge Carrera precisó que sólo el 18 por ciento de esas llamadas requiere de accionar policial en la ciudad de Santa Fe.

El director resaltó que el 30 por ciento de los contactos con la central son bromas y que las relacionadas con “amenazas de bomba se convierten en un problema de seguridad por la intensidad con la que está ocurriendo”.

Carrera dijo que en total son 4500 llamadas en la ciudad de Santa Fe y que la mayoría están vinculadas con retirar un vehículo de un garage o bromas.