Tras reclamos de familiares se desarchivarán dos polémicas causas de violencia institucional



De esta manera continuarán las investigaciones por los crímenes de Maximiliano Zamudio y Alejandro Ponce.

Luego de la marcha negra realizada por familiares de víctimas de violencia institucional se desarchivarán dos polémicas causas por orden del nuevo fiscal Regional Patricio Serjal.

Se trata de la investigación por el crimen de Maximiliano Zamudio de 16 años asesinado de dos disparos en la puerta de su casa de barrio Tablada por un prefecto y la de Alejandro Ponce de 23 años cuyo cuerpo apareció en el río Paraná luego de que un grupo de policías lo persiguiera a la altura de los Silos Davis.

Ambas pesquisas habían sido archivadas meses atrás por el fiscal de Homicidios Dolosos Miguel Moreno a quien los familiares denunciaron por su mal proceder.

“Ahora sí tengo un poco de esperanza. Lo único que le pido al nuevo fiscal es que investigue bien al prefecto, porque no mató a un perro, mató a un nene de 16 años”, sostuvo la madre de Zamudio en diálogo con El Ciudadano. “Me investigó a mi en vez de investigar al asesino de mi hijo”, agregó.

“El accionar de Moreno es sólo la expresión de un patrón de intervención generalizado y sistemático del Ministerio Público de la Acusación en relación a las causas de Violencia Institucional”, sentenciaron desde la Multisectorial contra la Violencia Institucional a través de un comunicado.