Ver más

Tensión en un campamento gitano

Tras las quejas de los vecinos por ruidos molestos, la Policía tuvo un enfrentamiento con habitantes del terreno.

Un momento de tensión se vivió en la zona oeste de la ciudad cuando la Policía acudió a un campamento gitano tras la denuncia de vecinos por ruidos molestos.

Fue en la esquina de Buenos Aires y Juan de Garay, cuando un móvil acudió al llamado telefónico de una vecina, quien señaló que en el campamento había unas treinta personas bebiendo alcohol y escuchando música con un volumen excesivo.

La presencia del uniformado fue rechazada por los gitanos, que, según la versión de la Unidad Departamental, recibió amenazas con armas blancas y distintos tipos de agravios.

En tanto, según reseña El Puntal, los gitanos denunciaron que hubo disparos de balas de goma.

Un hombre de 36 años fue detenido por resistencia a la autoridad.