Mendoza es más cara que Londres en relación a los precios



Enterate cuánto cuesta en Inglaterra una manzana, el durazno en lata, un Big Mac o un yogurt.

Aunque suene descabellado, Mendoza es mucho más cara que Londres. Al menos en lo que respecta a los precios de los productos de consumo masivo, desde alimentos, lácteos y bebidas, a productos como una hamburguesa o un café con leche adquirido en una cadena internacional como McDonald´s, Burguer King o Starbucks. La explicación, lisa y llana, es el tremendo atraso cambiario que acumula la economía argentina y la enorme presión fiscal que pesa sobre los productos, desde IVA a Ingresos Brutos, entre otros.

“Un síntoma frecuente del bajo o alto poder adquisitivo local del dólar está dado por la comparación de precios internos respecto a otros países. Cuando el Tipo de Cambio Real (TCR), que es el poder adquisitivo del dólar, en una economía como Mendoza está bajo, los precios internos de muchos bien resultan más altos que en otras partes del mundo”, explican los economistas Gustavo Reyes y Jorge Day, autores del Anuario Económico de Mendoza 2016, que por 12 año consecutivo elabora el Ieral de la Fundación Mediterránea.