Finalmente renunció Valeria Ponce, la fiscal acusada de robar un celular en Palmares



Desde 2011 cobraba el 50% de su salario. Tenía incapacidad laboral por una enfermedad psiquiátrica. 

La fiscal Valeria Ponce le presentó su renuncia al gobernador Alfredo Cornejo, quien la aceptó. La ex magistrada estaba suspendida desde el 16 de noviembre de 2011 cuando fue acusada de sustraer un celular en un local de Palmares. La acusación fue acompañada por el video de las cámaras de seguridad del negocio. 

Ponce cobrara el 50 por ciento de su sueldo desde que fue suspendida. Luego fue declarada inimputable por tener una enfermedad “maníaco depresiva”, por lo que tiene un 70 por ciento de incapacidad laboral.

En el Boletín Oficial se informó que Cornejo le aceptó la renuncia.