Conmovedor dolor de familiares del enfermero muerto en el derrumbe



Escenas dramáticas se vivieron en la puerta del geriátrico de Maipú en el que falleció Fabián Videla por salvar a los abuelos que cuidaba.

El dolor más desgarrador se instaló en los corazones y se reflejó en los rostros de los familiares del enfermero que murió aplastado por partes del techo de un geriátrico de Maipú. Horas después del accidente en el que el hombre dejó su vida para proteger a los ancianos que cuidaba, su familia llegó al lugar y protagonizó dramáticas escenas.

El cuerpo de Adrián Fabián Videla fue rescatado entre los escombros del geriátrico Casa Grande. Alrededor de las 16, un sector del techo que era reparado por albañiles se desplomó. El enfermero de 50 años se arrojó sobre los ancianos que cuidaba y así logró salvarlos, sacrificando su vida en esa acción. 

Los bomberos de Maipú retiraron el cuerpo sin signos vitales de Videla que estaba sobre la silla de ruedas de uno de los abuelos a los que les salvó la vida.

Según pudo constatar Los Andes en el lugar del siniestro, la pareja, un hijo, un tío y otros familiares de Videla llegaron una vez enterados de la tragedia. Llantos, sollozos y abrazos se multiplicaron entre ellos, mientras otros trataban de consolarlos. 

Luego fueron asistidos por una psicóloga que trató de contenerlos.

La fiscal de Homicidios, Claudia Ríos llegó también al lugar para encabezar la pesquisas que permitan determinar exactamente cómo ocurrieron los hechos y cuáles fueron las causas.