Con un pollo y 660 mil en efectivo indemnizan a clientes de un supermercado



El local comercial debe indemnizar a una familia que se intoxicó. El caso es de Tupungato, Mendoza. 

Una familia de Tupungato deberá ser indemnizada por un supermercado con un pollo de 2,600 “en óptimas condiciones de consumo” y 660 mil pesos. Fue porque en 2011 una mujer y su hija se intoxicaron con un pollo comprado en el lugar en mal estado. 

En julio de 2011 una mujer compró en un reconocido supermercado del Valle de Uco “un pollo congelado con menudos”. Ella y su hija cenaron medio pollo y horas después, ambas comenzaron a sentir un malestar estomacal y se descompusieron, experimentando náuseas y vómitos. Por ello, concurrieron al hospital General Las Heras donde les diagnosticaron intoxicación alimentaria.

La mujer llevó la otra mitad de animal para que se realizara un análisis en el Laboratorio Bromatológico del Ministerio de Salud de la Provincia, estableciéndose que la muestra no era apta para el consumo desde el punto de vista bacteriológico.

Empezó un litigio que podés leer en la nota del Diario Los Andes, hasta que finalmente se conoció la sentencia: ​la mujer será indemnizada.