VíaMendoza

El chico prefirió guardar su identidad. Dijo que la conoce desde chica y que es bastante detestable. 

Julieta Silva (29) está detenida en la cárcel de San Rafael acusada de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía por la muerte de Genaro Fortunato (25), el rugbier que perdió la vida el sábado en San Rafael luego de ser atropellado por su novia a la salida de un boliche. 

Esta mujer supo construirse en su pueblo natal una imagen negativa. “No es algo de ahora, ya de adulta. Toda su vida fue igual, altanera, soberbia. De chica se comportaba como si perteneciera a una alta alcurnia. Te trataba con desprecio“,dijo una persona que fue compañera de ella en el colegio. 

“Yo iba al colegio con ella y ya desde muy chica tenía problemas con muchos compañeros. Discriminaba a los que eran diferentes y hasta se ponía con una actitud de desprecio con los que menos tenían, cuando ella también provenía de una familia humilde”, le relató a Infobae un joven que la conoció desde la infancia y prefirió no revelar su identidad.

Silva acudió a la escuela pública José Villanueva. De acuerdo con el relato de quienes la conocieron, desde muy pequeña tuvo un afán de protagonismo y adoptó un rol importante en cada curso en el que estaba. “Era una de las alumnas populares y se comportaba con desprecio con aquellos que pasaban más desapercibidos”, relató el ex compañero.