VíaMendoza

Aseguran que ven un futuro "bastante negro" para su país y que "no hay forma democrática de salir de una dictadura".

Luis Eras, 26 años y Ciro Aponte de 44 años, son venezolanos que viven en Mendoza y hablaron con Canal 9 sobre las elecciones en su país.

Aponte contó su situación: “Hace 12 años salí de mi país, ya se palpitaba lo que iba a suceder con el transcurso del tiempo, Chávez hizo la reforma constitucional y empezó a implantar su poder en Venezuela, fue frenado en 2002 y la oposición empezó a tomar un papel importante en esa época, tanto así que llegaron a parar el país, llegaron a sacarlo del gobierno pero por sus propios errores. Chávez volvió al poder con una fuerza mayor porque la oposición venezolana en aquella época así como se elevó y pudo solventar su propósito, calló porque Chávez volvió con todo el poder”.

-¿Llegaste hace poco tiempo a la Argentina, por qué tomaste la decisión, no creías que podías luchar en tu país?

-Luis Eras: “Luché en mi país el tiempo que pude, fui parte del Movimiento Estudiantil Venezolano que desde 2007, el cierre de un canal muy importante de televisión, Caracas Televisión se alzó contra el gobierno de Hugo Chávez en aquel momento, siempre estuve en línea de lucha, marcha, manifestaciones, participación política sin embargo, poco a poco vimos como la situación se iba deteriorando de manera acelerada, por lo tanto, por situación de humanidad y familiar para ayudar a nuestras familias los jóvenes venezolanos fuimos migrando a diferentes países del tal manera de poder ayudarlos y poco a poco írnoslos trayendo. Lamentablemente no se puede vivir en Venezuela hoy.

-¿Cómo es ser venezolano y no adherir al chavismo?

-Para un ciudadano es una elección individual de ver cómo el país se va deteriorando, se sabe que el gobierno ha robado, está involucrado en muchas irregularidades, además, el día es invivible por escasez de alimentos, medicinas entonces, lo normal es rechazar el gobierno. Sin embargo, uno vive también en zozobra, aparte de la inseguridad que se vive, son aproximadamente 30 muertes por fin de semana solo en la capital, en Caracas, es difícil llevar esa disidencia sin tener retaliación.

-Tengo amigos que están participando en las protestas activamente, que son miembros activistas de partidos políticos diferentes de la mesa de unidad democrática y hay algunos condenados a prisión, otros torturados, es una decisión difícil manifestar esa oposición, la gente está harta de la situación. Todos queremos manifestar nuestro descontento y llega un punto donde el miedo se pierde. Nunca apoyé al gobierno ni de Chávez ni de Maduro porque se veía como se iba deteriorando poco a poco todo.

-¿Qué les hacía suponer que Maduro terminaría así?

-Ciro Aponte contestó: “En Venezuela detrás de Hugo Chávez no había quien lo suplementara, él sabía que esto se había acabado, por eso a partir de 2010 las personas en Venezuela adeptos al gobierno fueron cambiando, fueron despertando porque él con su enfermedad abandonó por completo el país, el país cayó en un abandono total que lo volvieron a tomar por las elecciones. Se sabía que no iban a pasar grandes cosas con Maduro porque él estuvo siempre rodeado de fracasados políticos. Hugo Chávez se rodeó de lo peor políticamente hablando en el país y la única persona que podía llegar a manera algo era Cabello, hombre que ni siquiera él toleraba, un asesino serial sin calificativo alguno. Por eso él designa a Nicolás Maduro también sabiendo que no llegaría al poder, pero tras su muerte se ocuparon sus fuerzas en lograr fraguar sufragios y ganar las elecciones”.

Luis Eras agregó: “La oposición venezolana ha hecho lo posible siempre queriendo hacer todo en el marco democrático, de las elecciones libres pero si vivimos una situación de autoritarismo hay que tomar acciones más contundentes. Dirigentes como María Corina Machado, Leopoldo López, Antonio Ledesma que convocaron a una jornada de protesta en 2014 que se llamó La Salida que terminó en fallecidos y no logramos el objetivo político por falta de apoyo de algunos factores de la unidad. Hoy todos los factores de la unidad están cohesionados de tal manera de lograr el objetivo que es salir de esta situación porque es de crisis humanitaria, es insoportable la situación de mi país, hay que salir del gobierno, el problema es político y que genera consecuencias políticas y sociales.

“En Venezuela el sueldo mínimo hoy es de 25 dólares al mes, no alcanza ni para cubrir el mercado de una semana, además, viví escasez de alimentos y medicinas que viene agravándose de cinco años para acá. Teniendo tu terminal de documento asistías al supermercado y podías adquirir productos básicos como arroz, aceite, pasta, harina, no tenías acceso libre, siempre eran una cantidad limitada y determinados días de la semana que podías acceder. No llegué a usar el carne de la patria”.

Finalmente, Ciro Aponte afirmó: “Veo un futuro bastante negro en mi país, no hay otra manera de hacerlo que salir con una vía violenta, no hay forma democrática de salir de una dictadura”.