VíaMendoza

La Dirección de Minería de Mendoza denunció a El Quemado por actividades extractivas de ripio y arena sin estar autorizado.

Se trata del establecimiento El Quemado, que a principios de junio fue terreno de disputa entre puesteros y el supuesto propietario, y que ya había sido clausurada en 2014.

La denuncia penal fue formulada ante la Unidad Fiscal del departamento de Las Heras, y según la Dirección de Minería, se basó en la violación de la clausura “propiamente efectuada, la continuación de las actividades de explotación ilegal y por considerar que existe un peligro inminente para la población y un daño ambiental en la zona”.

Tres años atrás, el organismo provincial clausuró la cantera de tercera categoría, dedicada principalmente a la extracción de ripio y arena, en el campo El Quemado, debido a que el expediente legal no acreditaba la titularidad del terreno, “un requisito imprescindible para realizar la actividad”, explicaron.Durante ese lapso, los propietarios no regularizaron la situación y la cantera permaneció clausurada.

En setiembre de 2016, ante una nueva denuncia, los inspectores recorrieron el área y encontraron indicios de la extracción de áridos y un plano inclinado, constatando que la clausura fue violentada y que se había infringido el cierre determinado por la autoridad de aplicación.