VíaMendoza

Maximiliano Gava ingresó a la fuerza como mujer, pero luego de 3 años de distintas operaciones, logró ser el hombre que siempre quiso. 

Maximiliano Gava (30) es oficial de la Policía de Mendoza y pese a que ingresó a esa fuerza como mujer, invirtió más de 3 años en distintas operaciones para conseguir el único y gran objetivo de su vida: ser un hombre. Hoy es el único transgénero que hizo una transformación completa y porta el uniforme azul.

“Si bien entré a la fuerza como mujer, siendo policía empecé con el proceso de hormonización y operaciones, y debo decir que nunca me sentí discriminado por nadie. Me encontré con jefes que entendieron lo que estaba viviendo y lo respetaron. Puede que haya gente a la que no le guste lo mío, pero hay una Ley de Identidad de Género y, por tanto, yo lo único que pido es el respeto que me merezco como cualquier persona”, recalca a Diario Uno de Mendoza, orgulloso a de haber conseguido, con la ley que data del 2012, su DNI con el nombre de Maximiliano. 

“Me dije: ‘Voy a hacer esto como sea, aunque me quede solo. Y si tengo que morirme en una operación, me voy a morir’, porque estaba atrapado en una cárcel, que era mi cuerpo”, agregó.